Tamara A.

¡Toda una experiencia! Me regalaron un mes de torno y me ha gustado tanto que voy por el tercero. Es un placer empezar la semana con una experiencia tan relajante, que te hace desconectar del mundo real, con buena música de fondo y buen ambiente. Además, la satisfacción de llevarme mis «obras» a casa no tiene precio.